Kiko Calderón pone en valor el bono joven para el alquiler de 250 euros que ha anunciado el Gobierno central

El secretario general del PSOE de Antequera contrapone la actitud del Ayuntamiento de Antequera, que no ha lanzado ninguna promoción de vivienda pública desde que Barón ha llegado al poder
 
El secretario general del PSOE de Antequera, Kiko Calderón, ha puesto en valor el bono joven de vivienda de 250 euros que ha anunciado el Ejecutivo de Sánchez. Un bono que está dedicado a jóvenes entre 18 y 35 años con rentas o ingresos anuales inferiores a 23.725 euros.
 
Este bono, según ha informado Calderón, forma parte de la nueva Ley de Vivienda aprobada recientemente en Consejo de Ministros como primer paso a su tramitación parlamentaria.
 
De esta forma, los jóvenes podrán contar con esta ayuda para el alquiler durante dos años, y además, en el caso de las familias más vulnerables, podrá complementarse con otras ayudas de más del 40 por ciento de su valor.
 
“Los elevados precios de los alquileres”, ha asegurado el secretario general del PSOE de Antequera, “está provocando que, en muchos casos, los jóvenes no puedan independizarse”, añadiendo que esta Ley busca disminuir la edad media de emancipación en nuestro país, igualándola a la europea, situada en los 26 años.
 
Asimismo, esta Ley contempla el impulso de una promoción de 100.000 viviendas de alquiler social. “En este sentido”, ha proseguido Kiko Calderón, “se apuesta por el parque público de alquiler, reservando un 30 por ciento de las promociones a viviendas protegidas, y la mitad de este porcentaje para alquileres sociales”.
 
El también portavoz en el Ayuntamiento de Antequera ha recordado que esta se trata de la primera Ley de Vivienda de la democracia, y “dará respuesta a la demanda de los jóvenes en nuestro país”. Además, esta normativa permitirá bajar el alquiler en el caso de los grandes propietarios en zonas tensionadas, y para los pequeños propietarios, podrán haber incentivos fiscales destinados a que bajen los precios de los arrendamientos.
 
Frente a esta apuesta firme por ayudar a la emancipación de los jóvenes españoles, Calderón señaló a la inactividad del Gobierno andaluz de Moreno Bonilla, así como del propio Ayuntamiento de Antequera. En este último caso, desde que el señor Barón entrara en el poder, en la ciudad no se ha llevado a cabo ninguna nueva promoción de viviendas públicas, ya que el proyecto de viviendas ubicado en el Camino de la Campsa, fue heredado del Gobierno socialista, y de hecho, el Ayuntamiento de Antequera no ha sido capaz de entregarlas aún a las familias.