El PSOE solicitará una declaración de apoyo a los trabajadores de Unicaja en el próximo pleno

La entidad financiara planea llevar a cabo un ERE que supondría el despido del 15,5 por ciento de su plantilla, así como el cierre de varias oficinas

El PSOE de Antequera ha mostrado su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de Unicaja ante el ERE que el gigante financiero andaluz podría llevar a cabo durante las próximas semanas.

“Nos preocupa el cierre de muchas oficinas, la pérdida de empleo directo e indirecto, así como las consecuencias que puede tener en Andalucía y Málaga en general y en Antequera en particular”, ha expresado Kiko Calderón, secretario general socialista en la ciudad, quien también mostró su preocupación con el tejido emprendedor de nuestro municipio en caso de producirse este ERE, y es que, en palabras del también portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, “para continuar con la recuperación es clave el mantenimiento de una banca andaluza comprometida con su territorio”.

Una problemática que, además, engrosaría el ya de por sí preocupante nivel de despoblamiento en los núcleos rurales de la provincia. “De hecho, son muchos los municipios que han perdido sus oficinas bancarias, y sus habitantes se tienen que desplazar a otros núcleos para realizar cualquier gestión, por insignificante que sea. De esta problemática saben bastante en los anejos de nuestro municipio ”, ha añadido.

Por otra parte, Unicaja Banco dispone de una red nacional de más de 1.400 oficinas, un equipo humano integrado por alrededor de 9.000 empleados, y una sólida base de más de 4,5 millones de clientes. El supuesto ERE se saldaría con el despido a 1.513 trabajadores y trabajadoras (15,5 por ciento del total de la plantilla), además de otras medidas de flexibilidad, mediante la movilidad geográfica o funcional, que han sido rechazadas de plano por la representación sindical, al considerarlas inaceptables.

Por ello, el Partido Socialista propondrá en el próximo pleno ordinario del mes de diciembre una declaración de apoyo a la plantilla de Unicaja, apostando desde el Gobierno local por  un modelo financiero basado en la proximidad, además de a realizar las gestiones pertinentes ante el órgano de la entidad de Unicaja Banco con el fin de evitar este ERE, y que este sea negociado y valorado con los representantes laborales de la entidad, teniendo en cuenta los objetivos de los servicios que presta a la población para evitar la exclusión financiera.

Además, también se instará al Ayuntamiento a que solicite a Unicaja que la futura sede de la entidad Liberbank, con la que se va a fusionar, se mantenga en la provincia.