El PSOE exige a Barón que abandone la “venta de humo e inacción” y tome medidas contundentes para evitar la implantación descontrolada de megaparques fotovoltaicos

El portavoz del Grupo en el Ayuntamiento, Kiko Calderón, ha calificado como “una huida hacia adelante para tapar su inacción” el intento por parte de Barón de culpar al Gobierno central de la situación, cuando la mayor parte de estos proyectos son competencia directa de la Junta de Andalucía

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Antequera, Kiko Calderón, ha convocado a los medios de comunicación para hablar sobre la problemática que se está dando en nuestro municipio con los diferentes proyectos de parques fotovoltaicos. Una problemática ante la que los socialistas ya han mostrado su postura en diversas ocasiones, en las que advirtieron la situación que se podría dar si por parte del Consistorio y las demás administraciones públicas no se ponían de acuerdo para intentar minimizar el impacto de la “implantación masiva y sin control” de estas infraestructuras.

De hecho, el 24 de junio del pasado año el Grupo Socialista pedía en el Ayuntamiento una moratoria de los megaparques fotovoltaicos en la provincia de Málaga en una moción en la que se pedía que se instara a la Junta a establecer una moratoria para analizar todos los parques en su conjunto y planificar cuáles son las zonas más óptimas, y por otra parte, instar a la Diputación la creación de una mesa de trabajo con los Ayuntamientos para buscar soluciones rápidas que evitaran la implantación de estos parques, y por tanto, todos los perjuicios que pueden traer a los vecinos y las poblaciones afectadas.

Dos meses más tarde, en agosto, se presentaba una moción socialista donde se pedía que el Equipo de Gobierno modificara de forma puntual el PGOU con el objetivo de completar la regulación establecida  para la implantación de megainstalaciones de energías renovables en el suelo no urbanizable que supongan un impacto negativo irreversible en el territorio y suspender, de esta manera, el otorgamiento de toda clase de aprobaciones, autorizaciones y licencias urbanísticas referidas a la implantación de megainstalaciones de energía solar. En ambas ocasiones, el PP votó en contra a las propuestas. “Es más, en su argumentación dejaron patente que estaban abiertos a la inversión, acusándonos de catastrofistas y se cruzaron de brazos sin atajar el problema mientras cada vez más empresas se interesaban en la zona . Ahora llegan las excusas y las lamentaciones ”, ha explicado Calderón, y ha apuntado que, “en contra de lo que dice el Ayuntamiento de Antequera, antes de instalarse las empresas en el municipio, se informan en el Consistorio. El PP no puede decir que son ajenos a este problema, cuando han tenido conocimiento de ello desde primera hora”.

No obstante, esta pasividad e inacción ha provocado que los vecinos de Cartaojal se levanten y se pronuncien en su contra para que el futuro de la pedanía antequerana no sea dilapidado, haciendo a su vez que el señor Barón recule “y vaya cambiando su argumentario según se desarrollan los acontecimientos”. Pero, una vez más, llega tarde y mal. En el caso concreto de Cartaojal son 800 las hectáreas en las que se quieren instalar placas solares, “y ahora Barón se encuentra entre la espada y la pared por no haber actuado a tiempo, por no hacer caso a las propuestas del PSOE”.

“Ahora vemos con estupor como lo único que se le ocurre al Partido Popular es una huida hacia adelante acusando al Gobierno central, mintiendo una vez más a los vecinos, cuando la inmensa mayoría de estos parques no superan los 50 megavatios, por lo que dependen directamente de la Junta de Andalucía”. Mentiras e inacción que se han replicado tanto a nivel local como a nivel regional por parte del PP. “Es más, el Gobierno andaluz, con sus cambios de normativas, no ha hecho más que facilitar la implantación de estos proyectos con la agilización de trámites administrativos, prescindiendo de autorizaciones en algunos casos o declarando de interés estratégicos los proyectos con una evaluación de impacto ambiental simplificada”, ha pormenorizado el líder socialista antequerano, recordando varios Decretos-Leyes o la nueva Ley del Suelo.

Pero, yendo más allá, Kiko Calderón ha recordado que el Gobierno local no ha hecho “absolutamente nada” aún estando avisado por el PSOE desde hace un año, ni han presentado alegaciones a ninguno de estos proyectos, algo que le parece “muy llamativo cuando otros Ayuntamientos si lo han hecho en aquellos proyectos que han entendido que perjudican a los vecinos ”, añadiendo que “si se hubieran presentado alegaciones desde el propio Ayuntamiento de Antequera, quizás muchos de estos proyectos no habrían salido adelante”.

Así, el Partido Socialista insiste en la necesidad de realizar una transición ecológica justa y teniendo en cuenta al territorio, e intentando eliminar la especulación de grandes fondos inversores “que se han metido en este sector para hacer dinero sin considerar siquiera el bienestar de los vecinos y vecinas de estas zonas”. Además, exige al PP “que dejen de mentir; que dejen de querer tapar el sol con un dedo y que se ponga a trabajar en sus competencias, modificando puntualmente el PGOU para completar la regulación establecida  para la implantación de megainstalaciones de energías renovables y suspender, de esta manera, el otorgamiento de toda clase de aprobaciones, autorizaciones y licencias urbanísticas referidas a la implantación de estos proyectos durante un máximo de un año, prorrogable un año más, lo que puede servir de medidas disuasorias, como ya ocurre en Campillos o Álora, y que a partir de ahora desde el Ayuntamiento se presenten alegaciones si se ve que ciertos proyectos pueden ser perjudiciales para los y las habitantes y el medio ambiente del municipio”.

Calderón ha calificado la propuesta de alcaldía anunciada solicitando autorización municipal para la instalación de proyectos fotovoltaicos como “una venta de humo que, encima, llega tarde”, ya que, en el mejor de los casos, si se llegara a establecer, esta medida sería para proyectos futuros, no tendría carácter retroactivo, por tanto no solventa la problemática en Cartaojal”.

Para el socialista, que el PP salga ahora con esta propuesta es “síntoma del nerviosismo en el que está sumido el señor Barón y como estrategia para confundir a los vecinos , además de intentar paliar y ocultar la inacción que ha tenido durante más de un año en el que no ha hecho nada mientras nosotros proponíamos como actuar y avisábamos de lo que estaba por venir. Los vecinos de Cartaojal aún lo están esperando para mantener una reunión abierta en la que cualquier vecino pueda participar, como sí hemos hecho desde el Partido Socialista”, ha finalizado.