El PSOE lamenta una vuelta de la Feria de Primavera desestructurada, a medio gas, desangelada y poco atractiva

El secretario general socialista, Kiko Calderón, ha mostrado su apoyo a los vecinos de los anejos de la zona sur del Torcal, quienes se manifestaban pacíficamente en el recinto ferial el viernes y el sábado pidiendo una mejora en sus infraestructuras viarias y en sus servicios públicos.

Tras dos años de paréntesis, la Feria de Primavera ha vuelto casi tal y como la conocíamos antes de que el COVID llegara a nuestras vidas. Eso sí, en esta ocasión, lo ha hecho a medio gas, y según el secretario general del PSOE antequerano, esto ha sido a causa de una planificación ineficaz por parte del equipo de Gobierno, si bien en todo momento el líder de los socialistas ha dejado claro que sus apreciaciones se hacen “desde la crítica constructiva, para mejorarla”.

“Entendemos que esta feria no ha estado a la altura de lo que los antequeranos y antequeranas esperaban y estaban demandando”, ha expresado Calderón, calificándola de “desestructurada, desangelada y con déficits organizativo”.

Uno de los principales puntos flacos que ha destacado el secretario general ha sido la colocación de los puestos de Sabor a Málaga en el Paseo Real, lejos del recinto ferial. “El año pasado también se llevó a cabo en el Paseo, y al no haber otra cosa,  los expositores salieron muy contentos. Pero este año, con la vuelta de Expomaq, el hecho de dividir la feria en dos espacios no ha ayudado”, ha afirmado, añadiendo además que así se lo han trasladado los propios productores, que han tenido más dificultades para vender este año.

“Lejos queda esa carpa amplia con aire acondicionado donde se podían exponer todos los productos de nuestra tierra y donde los visitantes estaban a gusto”, ha recordado, haciendo referencia a las ferias gestionadas por el Partido Socialista. También el número de expositores se ha visto muy mermado desde entonces, pasando de más de 70 a poco más de 20 en esta edición, en lugar que, además, dadas las altas temperaturas alcanzadas en esta edición, no estaba preparado para acoger a las personas que decidían acercarse, sin toldos ni apenas sombras, sin una barra donde poder tomarse una cerveza, haciendo el medio día “inaguantable” en el Paseo Real. En cuanto al bajo número de productores, “nos consta que ha habido productores que han presentado su solicitud para estar presentes y no han podido. Se han quedado fuera, aún perteneciendo a Sabor a Málaga y habiendo todo el espacio que hay en el Paseo”.

Expomaq, por su parte, se ha cogido con ganas, y para Kiko Calderón, ha sido la parte más positiva de la Feria de Primavera, con 14 expositores. “Ha traído gente de fuera, y ha contribuido a que hubiera algo de ambiente el sábado, que fue el día más fuerte de la Feria, porque los demás, la verdad, han tenido una asistencia bastante baja”.

En cuanto al ganado caprino, se ha reducido también el número de cabezas de este año, quedando un poco pequeño. También se ha perdido el concurso de caballos de pura raza española, “que el Gobierno del PP no ha hecho nada por recuperarlo”, ha destacado, sumando a que tampoco se han celebrado espectáculos taurinos “con la decepción lógica de la afición”.

“Estamos viendo cómo el PP, poco a poco, se está cargando la Feria de Primavera. Después de dos años de pandemia, se ha perdido la oportunidad de coger impulso y que la feria sea un revulsivo. Ha sido una oportunidad desaprovechada”, ha lamentado el líder socialista. “Hay que darle una vuelta a cómo se organiza la Feria, porque no podemos permitir perder una feria ganadera y agrícola en el centro de Andalucía, histórica, que se celebra desde la década de los 50 del siglo XIX”.

Apoyo a los anejos sur
Muy duro se ha mostrado Calderón con respecto a la actitud del equipo de Gobierno ante la propia programación de Feria. “No puede ser que se contemplen actividades y que el propio Barón no las cumpla por miedo a dar la cara”, ha afirmado con contundencia, refiriéndose a la inauguración de la Granja Escuela, prevista para la 1 de la tarde del viernes, y que no se llevó a cabo ante el miedo de Barón a la manifestación pacífica de vecinos y vecinas de los anejos sur del Torcal, en la que pedían una mejora de los caminos rurales y de las carreteras de la zona antes el abandono que vienen sufriendo.

Estos vecinos estuvieron manifestándose dos días, viernes y sábado, en el recinto ferial, informando a los viandantes sobre la situación de abandono que sufren los anejos sur del Torcal por parte del Ayuntamiento, Diputación  y Junta. “El propio Barón, minutos antes de la inauguración, la posponía al domingo a la 1 de la tarde junto con una valoración de la Feria, y finalmente no se ha llevado a cabo, ni el viernes, ni el domingo”.

El secretario general socialista ha calificado esta actitud como “cobarde y una falta de respeto, primero a los vecinos del sur del Torcal, a los que no se les ha querido ni escuchar, y después a los propios asistentes a la Feria, que con su programa oficial en mano, han visto cómo no se llevaban a cabo actividades que se habían anunciado”.

“Aquí la única predisposición e interés que se ha visto por parte del equipo de Gobierno es la de promocionar, con dinero de todos, la figura de Barón y del propio equipo de Gobierno en la Feria”, ha acusado, puntualizando que se han echado en falta medidas atractivas para mejorar esta celebración, o medidas, como se hace en otros Ayuntamientos, para que las familias vulnerables con hijos puedan también asitir a la feria y que sus hijos puedan disfrutar de a las atracciones.” Queda claro que las prioridades del PP pasan únicamente por el autobombo mostrando nula sensibilidad por quienes peor lo están pasando y no pueden disfrutar de unos días de feria”.