El PSOE apoya a los vecinos del sur del Torcal ante el abandono que sufren por parte de las administraciones

El estado de total abandono de las carreteras y el cierre de la única oficina de Unicaja en La Joya han provocado que vecinos de este anejo, así como de la Higuera y Los Nogales, se unan para exigir unos servicios básicos de calidad

El secretario general del PSOE antequerano, Kiko Calderón, y el parlamentario andaluz José Luis Ruiz Espejo han apoyado esta mañana la concentración de los vecinos y vecinas de los anejos de la zona sur del Torcal en la que se exigían a las administraciones que no los dejen abandonados.

En este sentido, son varias las reivindicaciones que los vecinos y vecinas manifiestan. La primera de ellas, referida al estado de las carreteras, que competen tanto a Diputación, como al Ayuntamiento, en el caso de los caminos rurales.

De esta forma, Calderón, que ya mostró en varias ocasiones su apoyo y el del Grupo Socialista a este colectivo, como por ejemplo en la concentración pacífica que tuvo hace unas semanas en la Feria de Primavera, ha vuelto a reiterar que “nuestro compromiso es firme”.

De hecho, el PSOE presentó una moción hace pocos días en Diputación para el arreglo de las carreteras de su competencia (a la que el Partido Popular votó que no), y en el próximo pleno ordinario del Ayuntamiento de Antequera, también se presentará esta moción, con el añadido de exigir el arreglo de los caminos rurales al equipo de Gobierno.

La segunda de las reivindicaciones hace referencia al cierre de la única oficina de Unicaja que había en La Joya, que ha dejado a más de mil usuarios de la zona con los servicios financieros totalmente desmantelados, teniendo que desplazarse a Antequera u otras localidades cercanas para una atención personal.

“Se trata de una oficia que antes prestaba un servicio directo a los vecinos y vecinas de lunes a viernes, y de repente se han encontrado con una notificación de cierre en la puerta de la misma”, ha lamentado el secretario general socialista, que ha hecho hincapié en la preocupación de los vecinos por saber si el agente externo que ha empezado a operar  en la ELA de Bobadilla Estación tres días a la semana, complementará el resto de la semana dando servicio en La Joya.

Por su parte, Ruiz Espejo ha asegurado que “no podemos dejar que servicios que son básicos y esenciales abandones nuestros núcleos rurales”, mientras que ha señalado que la población de estas pedanías (concretamente La Joya, La Higuera y Los Nogales) está haciendo “un esfuerzo por  fijar su población arraigada en el mismo”.

Así pues, también desde el Parlamento Andaluz, el PSOE  exigirá que las diferentes administraciones negocien con Unicaja y otras entidades para que permanezcan abiertas sus oficinas en las localidades más pequeñas de la región.

De esta forma, el PSOE propondrá llevar a cabo “medidas compensatorias para las entidades bancarias”, así como medidas legales que obliguen a estas a mantener unos servicios mínimos, algo que se puede hacer “legislando desde la Junta de Andalucía, pero también desde un Ayuntamiento como el de Antequera”.

Las protestas de los vecinos
Esta no es la primera vez que los vecinos de la zona sur del Torcal están llevando a cabo diferentes acciones para que las administraciones les hagan caso. Sin ir más lejos, a finales de mayo muchos de ellos estuvieron incluso arreglando las carreteras con sus propios medios.

Uno de sus representantes, Antonio Ruiz, ha admitido que son ya muchos los años (en torno a una década) en los que estos anejos se encuentran con esta situación, “pero vamos a seguir luchando hasta que se nos trate con un poquito de dignidad, porque estamos machacados ya con las circunstancias. Se ve afectado nuestro medio de vida, que principalmente es la agricultura y la ganadería”, ha expresado, mientras admitía que el turismo rural parece que sí que está funcionando en la zona, pero que también se ve seriamente afectado por las infraestructuras.

“Esperamos que el Ayuntamiento, que antes estaba con nosotros, deje de estar tan lejos, que ya ni lo vemos”, ha finalizado.

Ursula Fleissner, alemana, lleva 30 años viviendo en La Higuera, ha asegurado que durante dos décadas, se vivieron muchos cambios para bien en la pedanía, pero hace ya diez años en los que “todo va para abajo. Las infraestructuras son lamentables, no hay recogida de basura, y las cunetas están abandonadas”, ha afirmado.

Tanto es así que los vecinos y vecinas de la zona se organizan para, un par de veces al año, salir a limpiar las cunetas, ya que “por parte del Ayuntamiento de Antequera no viene nada”.  Algo de lo que, incluso los turistas nacionales e internacionales, se quejan. “Tanto la limpieza como el estado de las carreteras son las principales quejas que nos dan, y verdaderamente es una lástima. Nosotros queremos presentarnos como una zona turística, pero en buenas condiciones”.