La consejera de Salud oculta la gran inversión que la Junta dedicará a la sanidad privada

Kiko Calderón ha advertido de la “apertura” en Andalucía a la privatización de la atención primaria  

El secretario general del PSOE antequerano, Kiko Calderón, y la senadora socialista Estefanía Martín Palop, han mostrado su desacuerdo con las palabras de la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Catalina García, quien estuvo el pasado lunes en Antequera junto al equipo de Gobierno para alardear del “buen hacer” del PP con el sector sanitario público de nuestro municipio, así como de la provincia de Málaga.

“Vuelven a vender que quieren llevar a cabo la remodelación del segundo Centro de Salud de Antequera”, una promesa que los populares llevan haciendo “desde hace años, y todavía no es una realidad”.

Además, también ha aprovechado para desmentir las declaraciones de García en las que aseguraba que el PIB que Andalucía destina a la sanidad pública había subido desde que gobiernan. “Es una media verdad. Es cierto que ha subido el presupuesto, pero lo que no han contado es a dónde va ese dinero. Y no lo cuentan ellos, pero lo voy a contar yo: a la sanidad privada”, ha sentenciado.

Sin ir más lejos, del año 2022 a 2023 va a subir un 33% el montante destinado a la sanidad privada, aumentando, además, las derivaciones desde la sanidad pública hasta las 245.000, lo que supone un 25% más. También las intervenciones quirúrgicas a través de lo privado aumentarán un 55%, así como los estudios diagnósticos, que se duplicarán, llegando hasta los 486.000. La hemodiálisis, por su parte, también subirá un 58%. “¿Que se invierte más en sanidad? Pues sí, pero en sanidad privada, no en la pública”, ha señalado el candidato socialista a la alcaldía.

“No es todo tan bonito como lo pinta el PP, y si aquí hay un partido que verdaderamente defiende desde sus inicios la sanidad pública, ese es el PSOE. Lo ha demostrado cuando gobernaba, y lo volverá a demostrar cuando vuelva a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento ”, ha expresado.

Por último, pero no por ello menos importante, Calderón ha hecho saltar las alarmas con la realidad de que Moreno Bonilla “ha abierto la puerta en Andalucía para la privatización de la atención primaria”, algo que no había pasado hasta ahora en nuestra CCAA, y que al también portavoz socialista en el Ayuntamiento de Antequera le parece “un verdadero atropello, un disparate. El PP es un peligro para lo público” dejando atrás a las personas con menos recursos y dejando la sanidad solamente para unos pocos. “Hay personas que no pueden pagar un seguro privado, porque su prioridad es llenar la nevera todos los meses”.

Compromiso contundente
Por su parte, Estefanía Martín Palop no ha titubeado al afirmar que el compromiso del PSOE con la salud de los andaluces y las andaluzas es “firme y contundente, y no vamos a permitir que el PP trace esa hoja de ruta que ya han trazado en otras CCAA, y también lo hicieron cuando estaban en el Gobierno central”.

Un compromiso con lo público y con los que más lo necesitan como es la más reciente subida del SMI, que vuelve a aumentar en un 8 por ciento, pasando así desde los 735 euros hasta los 1080 euros desde que Pedro Sánchez es presidente. Esta subida beneficiará a dos millones de personas, 80.000 de ellas en la provincia de Málaga.

Además, justo ahora que se cumple un año de la reforma laboral que ha permitido transformar el mercado en España, con el número máximo de afiliados a la Seguridad Social desde 2008, consiguiendo además que 1 de cada 3 contratos sean indefinidos y que, además, está acabando con la precariedad laboral, así como con la temporalidad.

“Se trata de justicia social. No son medidas gratuitas ni venidas de la beneficiencia, sino del compromiso de un Gobierno que trabaja por la gente”, ha finalizado.