El PSOE se posiciona totalmente en contra del Plan de Verano de la Junta, que cerrará el centro de salud de Antequera por las tardes

Para los socialistas, esto hará que se colapsen las Urgencias hospitalarias, ya que el centro de Campillo Bajo dispone de recursos muy limitados

El secretario general del PSOE en Antequera, Kiko Calderón, y el portavoz socialista en el Ayuntamiento, José Luis Ruiz Espejo, se mostraron alarmados por la gestión de la Sanidad Pública en la Comarca por parte del PP, y es que el partido de Barón y Moreno Bonilla ha decidido cerrar este centro durante las tardes de verano.

“Siempre hemos defendido una sanidad pública de calidad que atienda a todas las necesidades de los antequeranos y antequeranas, pero esto no es lo que está ocurriendo en nuestro municipio desde que el PP llegara a la Junta y esté favoreciendo a la sanidad privada en detrimento de la pública”, expresó Calderón.

Para los socialistas, el Plan de Verano publicado por la Junta en los últimos días no contempla todo lo que debería para que se pueda prestar un servicio público de calidad. “Para empezar, las contrataciones de profesionales sanitarios de cara a cubrir vacaciones no van a llegar ni al 10 por ciento de la plantilla”, ha explicado Calderón. En el caso de Antequera, de los 1325 profesionales que existen, solamente se sustituirán 89 plazas. “Esto tendrá unas consecuencias: para empezar el cierre de camas. El PP dice que no cierran plantas, pero cerrar camas, a fin de cuentas, es lo mismo”.

También disminuirá la actividad asistencial en los quirófanos, engordando aún más las listas de espera. Además, se cerrarán centros de salud por las tardes en muchos municipios, entre ellos Antequera, que ve como su centro de salud permanece cerrado por las tardes desde el pasado 3 de julio y hasta septiembre. “No tiene justificación que tengamos un punto de Urgencias en la ciudad para que se cierre este centro de salud”, ha espetado el secretario general, recordando que este punto no cuenta, por ejemplo, con medios para hacer radiografías o asistencia pediátrica, entre otras. De esta forma, Kiko Calderón prevé que las Urgencias hospitalarias se colapsarán, a pesar de tampoco contar con asistencia pediátrica.

“Esta situación solo se puede solucionar de una forma, y es no prestando apoyo a los partidos que van a destruir los servicios públicos”, ha afirmado. “Tenemos una oportunidad muy buena para apoyar a los partidos que sí miran por lo público el 23 de julio”.

Vuelven los recortes
Por su lado, José Luis Ruiz Espejo asegura que con el nuevo Plan de Verano significa una vuelta a los recortes en los servicios públicos. Unos recortes “injustificados” que van a suponer menor asistencia médica para los antequeranos y antequeranas, tanto con el cierre del centro de salud como con la reducción de camas. Esto revertirá en el aumento de la demora, así como en la falta de asistencia para los más pequeños.

Además, la reducción de horas de asistencia pediátrica está causando, a su vez, grandes protestas en localidades cercanas, como es el caso de Teba por la falta de pediatras.

Además, con el fin de este Plan de Verano, 4000 sanitarios que fueron contratados por el COVID se verán en la calle, una medida que para Ruiz Espejo “es grave. Se ha demostrado que los necesitamos, y estas no renovaciones van a suponer un perjuicio para la ciudadanía”, ha expresado.

Estas contrataciones, además, se hicieron con condiciones precarias, lo que ha hecho que muchos profesionales decidieran negarse e incluso irse a la privada, con contratos de más duración y con más derechos. “Una buena forma de fijar al personal sanitario de Andalucía es mejorar las condiciones de esas contrataciones y dejar de lado la precariedad de la que se quejan profesionales y sindicatos”.

Por si fuera poco, este Plan de Verano se ha activado sin tener en cuenta a los propios profesionales, lo que ha provocado movilizaciones en diferentes centros de la provincia.

Por ello, los socialistas reclamarán al SAS que se mantengan las contrataciones para poder atender a las necesidades reales de los andaluces, especialmente en las zonas más turísticas, donde no aumentar los recursos puede provocar el colapso del sistema sanitario.

“La Sanidad Pública, además de inversión, necesita mejor gestión para evitar que tanto la patronal como los usuarios se sigan sintiendo maltratados”, ha finalizado.