El PSOE lamenta la temporalidad del empleo creado en Antequera, con más de 1000 empleos temporales frente a los menos de 300 indefinidos

Los socialistas instan al Gobierno local a crear medidas para fomentar el trabajo de calidad junto con otras administraciones para, de una vez, bajar de los 3000 desempleados en nuestro municipio

Como cada inicio de mes, los datos del desempleo en Antequera, y en toda España, se han hecho públicos. Y en el caso de Antequera, el desempleo ha bajado en 40 personas durante el mes de agosto. “Nos situamos todavía en más de 3000 desempleados”, ha explicado el edil socialista Jaime León, “concretamente en 3069 hombres y mujeres”.

Un descenso que se centra, eso sí, en el género femenino, con 51 mujeres menos en búsqueda activa de empleo, en contraposición a los 11 hombres que se han inscrito en las oficinas del SEPE.

Si hablamos de nuevas contrataciones, alrededor de 1000 son temporales, mientras que apenas 300 son indefinidos, “por lo que desde el Partido Socialista volvemos a insistir en la necesidad de crear políticas de empleo desde el Ayuntamiento en colaboración con las demás administraciones”, ha declarado León, para de esta forma desinflar las “todavía preocupantes cifras de desempleo local”.

El paro en España
A nivel nacional, se muestran unos datos que, según el concejal, en nuestro país, “se cumple con la tradición de cada agosto”, marcado siempre por la estacionalidad del empleo, haciendo que el paro suba levemente hasta los 2,7 millones de personas en búsqueda activa de empleo, en contraposición a las personas contratadas, que se quedan en los 20,7 millones.

Un incremento del desempleo que, a pesar de acabar con la racha de incesante contratación acaecida durante los últimos meses, sigue siendo una noticia más bien positiva, ya que se trata del menor incremento del desempleo en siete años. Además, se han firmado tan solo en este mes 1,1 millón de contratos nuevos.

En cuanto al empleo femenino y joven, “históricamente los más castigados por el desempleo”, han crecido un 8,6 y un 10,4 por ciento si se comparan con las cifras previas a la COVID-19.