Calderón califica de “atentado contra el patrimonio natural” la eliminación y negligentes cuidados de los naranjos de la Avenida de la Legión

Los socialistas instan a Barón a reemplazar la arboleda con ejemplares del mismo diámetro y frondosidad, así como con otras especies que proyecten más sombra

El secretario general del PSOE de Antequera, Kiko Calderón, los ediles Noemí Escobar y Jaime León, y simpatizantes y afiliados, han vuelto a denunciar la “nefasta gestión” que el PP antequerano está llevando a cabo en lo que a las obras de la Avenida de la Legión se refiere.

Así, Calderón ha calificado la ausencia de vegetación como “un atentado contra el patrimonio natural de los antequeranos”, ya que los naranjos que tradicionalmente adornaban y proyectaban sombra han sido eliminados. “Ya en el Pleno de noviembre del año pasado elevé un ruego al señor Alcalde, ya que veíamos que las obras ya habían comenzado, y pedíamos que los árboles fueran tratados con los cuidados adecuados para que se pudieran reponer en el mismo lugar”.

En este sentido, Barón aseguró que los “ingenieros agrónomos” ya estaban tratando a los árboles, acusando al secretario general socialista prácticamente de fabricar un problema para confrontar con el equipo de Gobierno. “Es más, dijo que me dejara de juegos malabares con esa propuesta”, ha recordado el también concejal.

“Pues bien, después de mi ruego, y de estas palabras, hemos recibido unas fotos donde se ven dónde han acabado los naranjos de la Avenida de la Legión”, ha señalado Calderón, mostrando unas imágenes donde se ve el estado de los mismos. “Han acabado donde también lo hicieron los naranjos de la calle Infante don Fernando, tirados sin vida en una cantera”, ha lamentado el socialista.

De esta forma, Calderón ha tildado de “nefasta” la gestión de Manolo Barón en lo que se refiere a la arboleda y a las zonas verdes de Antequera. “Esto es un atropello que no podemos dejar que se repita más veces. Esta es la sensibilidad medioambiental que tiene el Partido Popular”, ha destacado, proponiendo que se repueble la Avenida de la Legión, “pero no como lo ha hecho en la calle Infante, sino con árboles con el porte, diámetro de tronco y frondosidad similar a los que había”, algo absolutamente necesario. “ Matando a los anteriores naranjos se ha tirado miles de euros de todos los antequeranos y antequeranas”, ha lamentado.

Además, también han propuesto que se pongan otras especies de árboles más frondosas que proyecten mayor sombra. “Hay espacio suficiente”, ha zanjado Calderón, evidenciando uno de los muchos espacios sin alcorques.

“Que sea la última vez que no se tenga en cuenta la importancia de los árboles de nuestro municipio”, ha declarado, mientras que ha recordado que los bordillos de granito que había previamente, que son más duraderos, han sido sustituidos por bordillos de cemento, más barato. “Ese granito se ha triturado, en lugar de haberse guardado en servicios operativos. También pasó con los adoquines de la calle Infante don Fernando”.

“No hacía falta que se reutilizara en esta obra, que se podría haber hecho perfectamente, pero se podrían haber guardado para obras en otras zonas del municipio, teniendo en cuenta que es un material persistente, caro y con el que ya se contaba”, ha explicado.

Una obra que trae cola
Esta no es la primera vez que los socialistas se han manifestado en contra de la gestión del PP antequerano en lo que a la obra de la Avenida de la Legión se refiere.

“Hace poco denunciamos el retraso que llevan. Y dijimos retraso porque llevan retraso”, ha sentenciado Calderón, recordando que las obras empezaron a llevarse a cabo a principios de octubre del pasado año con un plazo de ejecución de 10 meses. En julio debía de estar terminada. “Esperemos que los nuevos plazos se cumplan y terminen este mismo año”, ha expresado.

Los socialistas también denunciaron hace unas semanas los perjuicios que están sufriendo los comercios de la zona, ante lo que se solicitó al Gobierno local que llevara a cabo una serie de medidas para paliar estas pérdidas económicas. “El Ayuntamiento se ha desentendido, mientras que los comercios y los hosteleros siguen esperando”, ha lamentado. También la inevitable reordenación del tráfico está provocando que no pasen coches por esta zona, algo que también incide directamente en los negocios, ya que menos personas entran dentro.