PSOE de Antequera apunta que la postura partidista del PP va en contra de los intereses de Antequera

La irresponsabilidad del PP rechazando en el senado la aprobación de los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2024 puede suponer un ajuste cercano a los 3 M€ para Antequera

La decisión del Partido Popular de tumbar en el Senado los objetivos de estabilidad presupuestaria propuestos por el Gobierno ha generado preocupación en el PSOE de Antequera. Este movimiento contradice la aprobación previa de los mismos en el Congreso de los Diputados y tendrá un impacto significativo en las finanzas municipales. Según José Luis Ruiz, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Antequera, esta decisión implicará una pérdida cercana a los 3 millones de euros para el municipio.

“Lamentamos que este voto en contra del PP afecte directamente a la inversión en infraestructuras, equipamientos deportivos o de vivienda pública, así como inversiones o gastos sociales, áreas esenciales para el desarrollo y bienestar para nuestro municipio. Y es que esto supone una irresponsabilidad del Partido Popular, liderado por Feijóo y un silencio cómplice de Barón, hacia los intereses de Antequera, porque esta falta de compromiso evidencia un claro perjuicio para nuestro municipio y sus habitantes”, ha apuntado.

La situación se complica aún más debido a la peculiaridad del proceso legislativo. Los objetivos de estabilidad presupuestaria deben ser aprobados tanto en el Congreso como en el Senado. En caso de discrepancia entre ambas cámaras, se aplican los objetivos previamente aprobados. Sin embargo, para el año 2024, no existe una senda presupuestaria anterior debido a la suspensión de las reglas fiscales desde el año 2020.

Esta situación deja al municipio y al país en un callejón sin salida en términos de gestión presupuestaria, lo que plantea desafíos adicionales para la planificación financiera a nivel local y nacional.

Respecto a las Entidades Locales, la senda rechazada fijaba un objetivo de equilibrio presupuestario, frente al superávit del 0,2% del PIB que recoge el Programa de Estabilidad y que es el que deberá aplicarse. “Esto supone que los Ayuntamientos tendrán unos 2.924 millones de euros menos de capacidad fiscal para poder invertir en políticas públicas que beneficien a los ciudadanos”, ha finalizado Ruiz Espejo.